Consejos para ayudar a los mayores a mantenerse seguros en el calor del verano.

Estamos en verano, cuando el clima es más cálido y todos disfrutamos de los días soleados, pero a veces el calor puede ser peligroso para las personas vulnerables a los efectos del calor. Los golpes de calor pueden ser graves para algunas personas si no se toman las precauciones adecuadas.

Los grupos poblacionales más vulnerables son los mayores de 75 años, las personas con afecciones preexistentes, aquellos con problemas de movilidad y los pacientes que toman medicamentos.

Estos son algunos consejos que los adultos mayores pueden usar para mantenerse seguros en verano:

  • Recuerde beber agua a menudo.
  • No salga a la calle en las horas más calurosas del día.
  • Evite el alcohol y las grandes comidas.
  • Trate de mantener su casa lo más fresca posible
  • Póngase protector solar y use sombreros cuando salga a la calle.
  • Use ropa holgada y fresca.
  • Tenga un plan de acción para obtener ayuda en caso necesario.

Si siente que ha estado expuesto al sol por mucho tiempo, o simplemente tiene mucho calor y se siente mareado, confundido o con dificultad para respirar, busque ayuda. En estos casos, es importante saber a quién llamar para evitar que los problemas médicos empeoren. Prepare una lista de números de teléfono de urgencia a los que pueda llamar en caso de emergencia, y si es un usuario de teleasistencia, presione el botón en su dispositivo y solicite ayuda.

Para más información:

https://www.who.int/globalchange/publications/heatwaves-health-guidance/en/

Los mayores ya tienen sus propio símbolo gráfico

pictomayores65Un nuevo símbolo gráfico para representar a los mayores fue presentado el pasado 8 de junio en la sede del Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (Ceapat) en Madrid, un pictograma de uso libre para la señalización de espacios y usos preferenciales o adecuados para personas mayores.

El símbolo es el resultado de la colaboración entre los profesionales del Ceapat y el Foro LideA. En su desarrollo, se tuvieron en cuenta los criterios universales de diseño y evaluación recomendados por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Así, por ejemplo, se trabajó para que el diseño fuera aplicable a ambos sexos y para que transmitiera una visión realista y positiva de las personas mayores.  A lo largo del proceso, participaron más de 350 personas, muy diversas a nivel funcional, generacional y cultural.

Aunque el símbolo ha sido creado en España, su uso y promoción son factibles a nivel internacional.

El pictograma puede ser descargado aquí.