Plan de acción global para la actividad física de la OMS

Plan Acción

La organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado su plan de Plan de acción global para la actividad física para el periodo 2018 – 2030.

Está comprobado que realizar periódicamente una actividad física es fundamental para prevenir y tratar enfermedades no transmisibles (ENT) como las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes o el cáncer de mama o de colon. Por otra parte, es importante tener en cuenta que las ENT provocan el 71% de todas las muertes en el mundo.

Además, acabar con la inactividad física no es solo un reto sanitario, sino también económico ya que se ha comprobado que los costes en los sistemas nacionales de salud son enormes. En el ámbito mundial, se calcula que la inactividad física tiene un costo de 54 000 millones de dólares en atención de salud directa, de los que el 57% corresponde al sector público y otros 14 000 millones adicionales son atribuibles a la baja productividad.

Por estas razones, el plan de acción recomienda a los gobiernos posibles vías para reducir la inactividad física en adultos y adolescentes en un 15% para 2030 con un conjunto de 20 medidas que, combinadas, tienen por objeto crear sociedades más activas mejorando los entornos y las oportunidades para que personas de todas las edades y capacidades dediquen más tiempo a realizar algún tipo de deporte o actividad física.

Para el desarrollo de este plan de acción la OMS ha contado con la colaboración no solo de los gobiernos e instituciones públicas nacionales, sino también de organizaciones clave en sectores como el deporte, la salud, el transporte, el diseño urbano y la sociedad civil, además del imprescindible aporte del mundo académico.

En Grupo Neat creemos que la actividad física es fundamental para un envejecimiento activo. Por esa razón hemos desarrollado apoyos tecnológicos, como la teleasistencia móvil, que permitan a los mayores realizar actividades físicas y deportivas al aire libre de forma autónoma y segura.

El plan de acción está disponible en inglés aquí.

¿Cómo debemos prepararnos para un envejecimiento activo?

pareja abuelosSegún los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo del Día Internacional de los Mayores, en la actualidad, 700 millones de personas tienen más de 60 años, una cifra que aumentará rápidamente alcanzando los 2.000 millones en 2050, lo que supondrá el 20% de la población mundial.

Que los seres humanos lleguemos a vivir a edades tan avanzadas es, sin duda alguna, un éxito que se debe en buena medida al desarrollo de nuestros sistemas de salud, a la mejora en nuestras dietas y al aumento de la calidad de vida, pero también supone un reto para nuestras sociedades. Por ello es importante que seamos conscientes de la necesidad de planificar nuestra vejez, asegurándonos que podremos vivir de forma independiente, segura y sana.

Más allá de abrir un plan de pensiones para podernos sentir independientes económicamente cuando nos hagamos mayores, también debemos cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente para poder tener un envejecimiento activo que nos permita seguir siendo independientes a una edad avanzada.

No existe una fórmula mágica para seguir manteniéndonos jóvenes, pero sí una serie de hábitos que nos ayudarán a envejecer mejor como llevar una dieta sana, realizar ejercicio al menos tres veces por semana, dormir bien y mantener una vida social activa que nos haga comunicarnos y mantener nuestras capacidades intelectuales ejercitadas. Sin olvidarnos, por supuesto, de realizarnos chequeos periódicos de salud. Todo ello hará que lleguemos a una edad avanzada en unas mejores condiciones.

Mantenernos independientes a partir de una cierta edad y con una reducción de algunas de nuestras capacidades, puede suponer recurrir a la ayuda de la tecnología, lo que nos permitirá vivir en nuestro hogar de forma segura sin necesidad de aumentar la carga de trabajo a nuestros familiares. Para ello, los servicios de teleasistencia son una gran herramienta ya que, más allá del típico dispositivo de alarma, suelen proporcionarnos toda una serie de periféricos que nos guardan de todo tipo de accidentes en el hogar, como incendios, inundaciones domésticas, escapes de gas, etcétera.